Cómo jugar a las tragaperras online
No hay duda: las máquinas tragaperras, también conocidas como tragamonedas o slots, son la actividad más popular en el mundo del juego incluso por delante de las apuestas deportivas. Sin embargo, muchos jugadores de tragaperras siguen acudiendo a salones de juego y casinos físicos para desarrollar su actividad debido a que no conocen lo sencillo que resulta jugar a las tragaperras a través de internet, con posibilidad de conexión 24 horas al día, recargas de saldo instantáneas y bonos y recompensas que hacen que resulte increíblemente beneficioso para todo tipo de usuarios el comenzar su actividad como jugadores online. De hecho, existen decenas de casas de apuestas totalmente legales que ofrecen un variado rango de máquinas tragaperras.

Un casino online que ofrece grandes garantías es Bet365. Tan sólo necesitaremos entrar en su página principal para comprobar que, junto a la posibilidad de realizar apuestas deportivas o jugar al póquer entre otras muchas opciones, las máquinas tragaperras cuentan con una sección determinada en la que dispondremos de todos los tipos de juego disponibles, junto con sus correspondientes ofertas y promociones que van renovándose constantemente.

Bet365 cuenta con una colección muy amplia de máquinas tragaperras, muchas de ellas basadas en franquicias de cine, televisión y videojuegos de gran popularidad. Algunos ejemplos son Tomb Raider, Terminator, Hitman, Los 4 Fantásticos o Parque Jurásico. Todas ellas cuentan con sistemas de juego innovadores y muy sencillos, caracterizados a la perfección por su tema, incluyendo efectos de sonido para recrear la sensación total de estar jugando a las máquinas tragaperras que encontraríamos en un salón de juegos, pero con la comodidad de un casino online. Cada cierto tiempo se añaden nuevos juegos con interesantes rondas de bonificación, giros gratis y premios acumulables, así que mantente atento a la web de Bet365.



Sin embargo, el aspecto de Bet365 que más atrae a los jugadores es la proliferación de bonus. Entre ellos, destacan los bonus de bienvenida que ayudan a los nuevos jugadores a comenzar a apostar su dinero en las tragaperras con la máxima seguridad: a partir de un ingreso de cierta cantidad, nos reintegrarán una parte en nuestra cuenta y contaremos con más saldo aún en nuestra cuenta de forma totalmente gratuita. Hay ciertas webs sobre el mundo del juego que nos ofrecen un código bonus bet365 que podemos introducir durante nuestro registro en la web de Bet365, y que aumentará las ventajas ofrecidas por nuestro bonus de bienvenida. Debemos saber que introducir este código no es imprescindible, pues a pesar de todo contaremos con el bonus de bienvenida normal. Bet365 nos avisa constantemente de estas ofertas mediante anuncios y banners en la misma web oficial, así que no es necesario rebuscarlos ni hacer malabarismos para obtenerlos. ¡Es así de fácil!

Son comunes, entre otros, los bonos de hasta 100 euros con un 100% de bonificación: en ellos, a partir de una pequeña cantidad que suele rondar los 10 euros, recibiremos el 100% adicional de lo que hemos ingresado. Es decir, que si ingresamos 50 euros por primera vez en nuestra cuenta usando un bonus, obtendremos 50 euros adicionales a cuenta de la casa. Si además contamos con un código bonus bet365 obtenido a través de alguna página sobre el mundo del juego e introducido durante nuestro registro, mejor aún.

Es interesante comparar las diferentes casas de apuestas legales que podemos encontrar a través de Internet, a fin de registrarnos en aquella o aquellas que más se ajusten a nuestras necesidades personales. Algunos elementos en los que debemos fijarnos son la variedad de juegos y sus modalidades, o la cantidad de ofertas y promociones y cómo nos pueden beneficiar personalmente.

Podemos empezar acudiendo al casino online William Hill, una casa de apuestas que opera desde 1934 y que cuenta con una alta estima entre los jugadores y apostantes. Dentro de su web oficial, podemos dirigirnos a la sección 'Casino' para acceder a su catálogo de tragaperras, que se dividen entre tragaperras con bote y tragaperras normales. La gran ventaja de William Hill es que, además de ofrecernos un catálogo amplio de máquinas, nos describe explícitamente la cantidad de líneas y rieles con las que cuenta cada una, y lo que es aún más interesante: nos permite jugar a una versión de prueba antes de decidirnos a invertir nuestro tiempo y dinero en una máquina concreta.

Por ejemplo, para empezar podemos clicar para jugar en la versión de prueba de Gladiator. Inmediatamente, se nos abrirá una ventana externa en la que el juego cargará en apenas unos segundos. Podremos comprobar que el juego cuenta con música y efectos de sonido muy similares a los de una máquina física, con una calidad de imagen envidiable y con todos los botones a nuestra disposición, muchas más accesibles incluso que si jugáramos en un salón de juego. Con un sencillo botón de Info accederemos a toda la información sobre premios y bonificaciones, que en el caso de esta máquina se distinguen por los diferentes personajes que pueden aparecernos. A través de las diferentes páginas que se suceden obtendremos información sobre todos los aspectos de la máquina para jugar con el máximo conocimiento posible.

Debido a que el modo de prueba de William Hill es 100% gratuito, podemos practicar y conocer los entresijos de todas las máquinas que queramos para así aventurarnos a jugar con total seguridad, con el mínimo riesgo de fallos. Una vez de vuelta al juego, contaremos con distintos botones que nos permiten elegir el número de giros y líneas, además de la apuesta por línea. La apuesta total se nos mostrará justo al lado. Podemos seleccionar que el giro sea automático, o podemos hacerlo manualmente para controlar en todo momento el movimiento de la máquina. Como vemos, William Hill pone énfasis en la facilidad de uso de sus menús, para que el usuario no tenga que pagar sus fallos durante el aprendizaje con dinero de su bolsillo. William Hill aplica este sistema a otros juegos, tales como la ruleta, el blackjack o el póquer, así que las tragaperras pueden ser tan sólo nuestro punto de inicio para expandir el rango de juegos a los que apostar.



Bwin es otra de las grandes opciones para el jugador de tragaperras, y es que cuenta con un extenso catálogo original de máquinas que no encontraremos en ningún otro casino online, incluyendo Mega Fortune Wheel, un juego basado en la famosa Ruleta de la Fortuna. Betway es otra de las páginas más fiables para jugar a las tragaperras. Sabemos lo díficil que es entender los diferentes símbolos y personajes que aparecen en las máquinas tragaperras, especialmente cuando comenzamos a jugar en un nuevo juego, por lo que Betway nos ofrece información de forma extensiva sobre todas y cada una de las máquinas disponibles. Además, Betway incluye ciertas máquinas tragaperras disponibles solo para móvil, con las que podremos estar conectados y listos para jugar a cualquier hora y desde cualquier parte.

Sportium, otra muy fiable casa de apuestas, nos ofrece también una selección importante de máquinas tragaperras clasificadas por funciones y género. Destacan las máquinas de bote acumulado o Jackpot, además de aquellas que incluyen giros gratis. En cuanto a tema, podremos encontrar máquinas relacionadas con todo tipo de géneros: Cine y TV, Superhéroes, Deportes o Clásicos. Estas últimas recrean las míticas máquinas de toda la vida, aquellas que encontramos en bares y salones de juego, y que atraerán a los jugadores más veteranos. Además, si contamos con un iPhone o un iPad, Sportium incluye ciertas máquinas que también pueden jugarse a través del móvil o tablet, usando el mismo saldo con el que contamos en la web oficial.

En definitiva, jugar a las tragaperras es ahora más fácil que nunca, y no tenemos que movernos de casa para hacerlo. Si somos jugadores con horarios de trabajo inoportunos o inestables, o contamos con muchas responsabilidades y quehaceres en el día a día, casas de apuestas como Bet365 o Bwin nos facilitan el juego ofreciéndonos la posibilidad desde jugar desde casa en nuestro ordenador o móvil. Así podremos jugar unos minutos en los descansos del trabajo, las horas de la comida o los minutos previos antes de dormir. Está claro que muchos jugadores sienten el deseo de disfrutar de una partida a los Slots en ciertos momentos puntuales del día, y gracias a los casinos online podemos dedicar tiempo a nuestra afición tal y como lo queramos, sin horarios ni constricciones.